Filtros
Precio
Condición
Marca
Monitores: Tamaño
Monitores: Tipo de panel
Stock

SÚPER OFERTAS

Cómprate un ordenador barato, sin sacrificar rendimiento, revisado y con garantía. Si tienes dudas Llámanos, ¡Pero no tardes porque vuelan! Recuerda: te ofrecemos 1 año de garantía, 14 días para devolverlo y envío gratis para pedidos superiores a 50€ ¡Feliz compra!

  • VISAVisa
  • Diners Club InternationalDiners Club
  • MasterCardMasterCard
  • PayPalPayPal
  • SequraFinanciado
  • Grado A
  • Grado A

  • GRATIS
  • Nuevo

  • GRATIS
  • Solo quedan 4

DELL SE2719H LED IPS 27" Nuevo

219,00 € 209,00 € 209.0 EUR

¿Qué ordenador elegir?

"No sé, el que me recomendéis vosotros..."

Escritorio de trabajo
Muchos de nuestros clientes se muestran inseguros sobre qué máquina elegir a la hora de hacerse con un nuevo ordenador. No es raro escuchar "el que vosotros me recomendéis" después de preguntar qué tipo de equipo buscan. No todo el mundo está familiarizado con la informática y las posibilidades que ofrece el mercado son enormes.

¿Procesador i3, i5, i7..? ¿4 8, 16, 32, 64 GB de RAM? ¿Almacenamiento SSD o HDD? ¿Necesito una tarjeta gráfica? Es mucho más fácil de lo que parece.

Hay dos aspectos fundamentales a considerar cuando elijamos un nuevo ordenador:

Portabilidad

¿Cuánto vas a mover el equipo? ¿Estás dispuesto a sacrificar otras características por ello?

Potencia

¿Qué tareas vas a realizar? Sé realista.

No voy a mover el equipo de su sitio nunca
Plantéate un sobremesa si tienes sitio para ello. Los equipos de sobremesa ocupan más sitio pero a cambio se estropean menos, se reparan por menos dinero y se pueden ampliar más en el futuro.
Si no tienes mucho espacio puedes optar por un equipo portátil combinado con una pantalla, teclado y ratón. La ergonomía que ofrece un teclado completo y un ratón no tienen rival.

No va a salir de casa
Un portátil puede ser buena opción si no tenemos sitio fijo para trabajar o si directamente vamos a estar moviendolo por nuestra casa. En los casos donde se necesita un mínimo de portabilidad recomendamos recurrir a portátiles grandes, de 15,6" o mayores. Estos equipos son grandes y su peso se sitúa alrededor de los 3Kg por lo que a cambio de un pequeño suplicio al moverlos nos recompensarán con pantalla de tamaño aceptable y un teclado generoso.

De casa al trabajo/universidad
Para desplazamientos diarios y sin lugar de trabajo fijo la medida de 13,3"-14" está bastante bien ya que guarda cierto equillibro entre comodidad de trabajo y tamaño a transportar. No es casualidad que la mayoría de ordenadores portátiles de gama empresarial sean de esta medida.

Vivo de aeropuerto en aeropuerto
Si eres un viajero total y aprovechas cualquier momento para trabajar te recomendamos los equipos de 10" a 12" donde las tablet convertibles conviven con los portátiles. Son equipos que apenas llegan a un 1Kg y que no te robarán sitio en la maleta. Además los equipos más pequeños suelen tener una duración de batería mejor que los más grandes: otro punto positivo para los viajeros.
Sí queremos hacer especial hincapié en la ergonomía: los equipos pequeños están lógicamente dotados de teclados pequeños y por tanto no son lo ideal para trabajar muchas horas. Os recomendamos siempre que podáis hacer uso de un teclado con reposamuñecas y un ratón.
ThinkPad
¿Por qué mencionamos arriba que seas realista? Mucha gente compra ordenadores más potentes de los necesario, gastando dinero de más y en el caso de los portátiles comprando además equipos que consumen más batería y se calientan más. Para no complicarnos demasiado vamos a centrarnos en la familia de procesador y la cantidad de memoria RAM.
Navegar por internet
Esto es lo que hace un gran porcentaje de la gente. Simplemente navegar por internet, escribir algún correo o ver un vídeo de Youtube. Cualquier ordenador puede hacer esto, recomendamos las gamas Intel i3 o AMD Ryzen 3. Incluso procesadores más antiguos podrían hacer éstas tareas sin mayor problema. La cantidad de memoria RAM aconsejable y más que suficiente serían 4GB.

Trabajar
Si vamos a tener varios programas abiertos como por ejemplo, navegador, correo, hojas de cálculo, etc. podría ser útil contar con procesadores Intel i5 o AMD Ryzen 5 y 8GB de RAM. Sobretodo la memoria ayudará a poder tener muchas aplicaciones abiertas sin notar bajadas de rendimiento.

Trabajar mucho
¿El ordenador es tu medio para ganarte la vida? ¿El tiempo que dedica a resolver una tarea (como un programa de MATLAB) es crítico para tí? Si la respuesta es sí entonces estás en la frontera entre los ordenadores domésticos y los profesionales. Atendiendo a los primeros deberías plantearte procesadores Intel i7 o AMD Ryzen 7, acompañados de al menos 16GB de memoria RAM. Si esto no fuera suficiente, quizá necesites un equipo para ingenieros de la NASA.

Diseñadores
Si te dedicas al diseño fotográfico, de video o vectorial debes tener gran precaución, pues el comportamiento de tu máquina puede ser frustrante e impedir que tu trabajo fluya correctamente o pueder ser la herramienta productiva que debe. No es lo mismo editar fotos con Adobe Photoshop, que el diseño 3D con Catia. En todos los casos os recomendamos altas cantidades de memoria RAM, 8 o 16GB al menos y procesadores gama Intel i5/i7 y AMD Ryzen 5/7 pero sobretodo que investigueis los requesitos de funcionamiento de aquellos programas que vayáis a usar.
Si tu trabajo es el diseño 3D, presta mucha atención a la tarjeta gráfica del equipo a comprar (mira los requisitos de los programas a usar). En estos casos el uso de un portátil empieza a desaconsejarse en detrimento de un equipo sobremesa dado que los portátiles orientados a este grupo de trabajo son muy caros y más limitados a la hora de ampliar.

Jugadores
Hay que distinguir "jugar" de jugar. Curiosamente es un uso muy parecido al diseño 3D ya que la mayoría de juegos son en 3D. Al igual que con los programas de diseño, debemos ver detenidamente los requisitos recomendados para los juegos que nos gusten. No es lo mismo jugar al League of Legends o Fortnite que al Far Cry 5. Los dos primeros mencionados se pueden jugar con muy bajos requisitos (en especial el League of Legends) y por contra el Far Cry 5 recomienda un procesador Intel i7 y 8GB de RAM.
Lo que sí está más claro es que para jugar siempre es mejor opción un equipo sobremesa, por su capacidad de actualización con el tiempo y menor precio comparado con un portátil 'gaming'. También evidentemete vuestro nivel de exigencia a la hora de jugar (calidad de gráficos, asiduidad, etc.) os ayudará a definir el presupuesto que estáis dispuestos a reservar vuestro ordenador 'gaming'.
El componente que más peso tiene para este perfil de uso es la tarjeta gráfica, es por ello que la gran mayoría de portátiles no son capaces de ejecutar juegos exigentes con garantías. Infórmate sobre los requisitos gráficos de los juegos que quieras jugar.

Ingeniero de la NASA
Si trabajas en computación, BIG DATA, un gremio donde el cálculo computacional es intensivo o cronometras a tu ordenador ejecutando el código que escribes deberías plantearte el uso de workstations o servidores, ya que son equipos de gama profesional con potencias de cálculo muy altas, que soportan gran cantidad de memoria RAM (de tipo registrada además, que se usa sólo en ámbitos profesionales) y aceptan configuraciones de discos en RAID.
En este caso te recomendamos escribirnos a [email protected] ya que estos equipos se configuran y montan por encargo, atendiendo a las necesidades de cada cliente. Si perteneces a este grupo seguramente ya hayas descubierto que los ordenadores domésticos no cubren tus necesidades.
Centro de datos

Conclusiones

No queremos terminar este artículo sin citar los discos SSD (disco de estado sólido), son aconsejables para todos los usuarios, y al precio que tienen hoy diríamos que imprescindibles. Usar un disco SSD en tu ordenador va a ser sinónimo de fluidez, de arraques rápidos, bajo ruido y menos consumo de batería comparado con un disco de platos convencional. Si quieres saber más diferencias entre ellos, visita nuestro post acerca de las diferencias entre un HDD y un SSD.

Por lo demás, piensa bien en el uso que le vas a dar a tu ordenador y actúa en consecuencia. No compres por fardar, no compres lo que no necesitas y disfruta de un equipo bien elegido.